Dinamismo económico se reflejan en comercios de la RAS por programa temporal Quédate en Casa

18 de mayo, 2020

Uno de los negocios adheridos a la Red de Abastecimiento Social (RAS) atiende a uno de los participantes de los programa sociales que asistió a comprar los alimentos de la canasta familiar.

Con la demanda generada por el programa Quédate en Casa han aumentado las ventas en negocios, oportunidades y una mayor distribución en la producción, así como crecimiento de la economía local

SANTO DOMINGO, 18 de mayo de 2020.- Desde la puesta en marcha del programa temporal Quédate en Casa y la ampliación de los subsidios de los participantes de Progresando con Solidaridad (Prosoli), los cerca de seis mil comercios afiliados a la Red de Abastecimiento Social (RAS), que proveen los productos de la canasta a más de un millón 500 mil familias asistidas por el Gobierno durante la pandemia del COVID-19, han experimentado un dinamismo y crecimiento económico exponencial.

Estas iniciativas coordinadas por la vicepresidenta Margarita Cedeño e implementadas desde el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS) propiciaron en abril y mayo un incremento en el volumen de ventas de los productos de consumo básico en más de 16 mil millones de pesos; de igual manera, garantizan el flujo de consumo constante y seguro, lo que favorece la producción local y un impacto importante en los sectores de las microempresas, agricultores, transporte y pequeños suplidores locales.

Este crecimiento comercial y económico ante la pandemia del COVID-19 también refleja un acercamiento de formalización de las relaciones comerciales con el sector bancario, se insertan en el mundo de la tecnología implementando en sus negocios un sistema de facturación que permite ofrecer un mejor servicio, transparencia, mayor control de sus finanzas, acompañado de constantes capacitaciones por el personal de la Administradora de Subsidios Sociales (Adess), que permiten lograr un crecimiento esencial en los comercio de la zona.

Los comercios de la RAS constituyen aproximadamente el 77 por ciento del tejido empresarial del país compuesto por supermercados, colmados, tiendas, librerías, cajas de pago de matrícula universitaria, estafetas de pago de energía eléctrica y estaciones de expendio de gas licuado de petróleo (GLP). De acuerdo a las estadísticas, el 85 por ciento de esos comercios emplean más de tres trabajadores, un 30 por ciento más que los comercios en general, lo que constituye el conjunto de establecimientos comerciales adheridos al Sistema de Pagos de los Subsidios Sociales (SPSS).

Contenido | Menú | Botones de Acceso